Estado

Buscarán la regulación del uso de cigarros electrónicos

Comparte la nota...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Comisión de Salud y Asistencia Social del Congreso del Estado, sostuvieron una reunión con representantes de la Secretaría de Salud y de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, COEPRIS, quienes presentaron sus propuestas para la regulación del uso de cigarros electrónicos.

La diputada Angélica Mendoza, presidenta de esta comisión, indicó que estas propuestas fueron presentadas por parte de ambas instituciones en materia de salud, a fin de considerar cambios en la Ley Estatal de Protección a la Salud de las Personas No Fumadoras, para establecer restricciones para su uso en áreas cerradas y acciones de prevención de riesgos a la salud, entre otros aspectos.

“Detectamos la problemática que se está presentando por su uso, porque son también dañinos a la salud, y vamos a analizar con las autoridades las situaciones de restricciones para lugares cerrados, y por eso esta reunión con las personas expertas para poder presentar las iniciativas que sean pertinentes”, explicó la diputada.

En este sentido, los representantes de las instituciones de salud explicaron que en los últimos años se ha dado una alta incidencia en el uso de cigarros electrónicos o “vapeadores”.

Explicaron los componentes de estos cigarrillos electrónicos, también llamados “E-Cigs”, “e-hookahs”, “mods”, “vape-pens”, son en realidad Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN) que son el prototipo más común de estos dispositivos sin humo que funcionan con pilas y están diseñados para proporcionar a las personas que los utilizan nicotina con saborizantes y otras sustancias químicas en forma de vapor en vez de humo.

La mayoría de estos dispositivos tienen cartuchos o tanques rellenables (claromizador) que contienen una mezcla líquida (denominada e-líquido) compuesta principalmente de propilen glicol o glicerol y nicotina, así como diferentes saborizantes y otros químicos.

Entre los elementos dañinos que pueden estar presentes, por el calentamiento del líquido, se encuentran: estaño, hierro, níquel y cromo; también se pueden encontrar diversos materiales tóxicos como cerámica, plásticos, caucho, fibras de filamento y espumas. Otros elementos carcinógenos encontrados (producto del calentamiento del líquido hecho vapor) son el formaldehído y el acetaldehído.

Añadieron que este tipo de aparatos perjudica la salud por su alta adicción a la nicotina, tanto como el cigarrillo convencional, generando inflamación de las vías respiratorias, infecciones virales, enfermedades pulmonares e irritación de boca y garganta; además, las baterías que utilizan estos aparatos son susceptibles de sobrecalentamiento ocasionando quemaduras graves a los usuarios.

La legisladora indicó que se revisaron las propuestas presentadas, para que en cuanto se presente la iniciativa de manera formal, se analice al interior de la Comisión de Salud.

Agrega tus comentarios...