Municipio

90 días deberán estar despejadas las avenidas Francisco I. Madero y Amado Nervo

Comparte la nota...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tamazunchale, S.L.P.- Por una obra de renovación del sistema de drenaje en la avenida Francisco I. Madero y Amado Nervo, los comerciantes deberán despejar la zona durante 90 días. La opción que les daba el gobierno para ser reubicados temporalmente, en lo que dura la construcción de la obra, era la parte baja de la plazoleta de Guadalupe, sin embargo no estuvieron de acuerdo por la proximidad de la temporada fuerte de lluvias y el riesgo de ser inundados por la creciente del río Moctezuma.

Esto fue lo que motivó a los comerciantes marchar ayer en la avenida Hidalgo para después llegar a la presidencia municipal y solicitar un diálogo con el alcalde Juan Antonio Costa Medina.

Tras un tiempo de espera, el Presidente Municipal los atendió en el salón de Cabildo donde escuchó la inconformidad de los comerciantes.

Se dijo que los puestos ambulantes, fijos y semifijos serían movidos de su lugar de manera temporal por un lapso de 90 días porque existe un proyecto de renovación de drenaje para la avenida Francisco I. Madero y Amado Nervo. La primera opción era reubicarlos en la parte baja de la plazoleta de Guadalupe, sin embargo el temor de los vendedores es que se avecinan lluvias más fuertes y existe el grave riesgo de una creciente en esa zona, precisamente porque está a orilla del río Moctezuma.

En la reunión, los mercaderes propusieron ser reubicados temporalmente en otras zonas, como por ejemplo, dijeron, el área libre de la Francisco I Madero, donde ocurrió el incendio,  en lo que hacen la obra y así viceversa como rotación en la misma área urbana en lo que terminan la obra; otros dijeron que estaría bueno ocupar estacionalmente el frente a la Presidencia.

El Presidente municipal Toño Costa les pidió que le dieran oportunidad para analizar donde los pudiera reubicar en esos 90 días de trabajo.

Los comerciantes aclararon que no están en contra del Gobierno Municipal para que ejecute la obra, “es por un bien”, expresaron, pero dijeron que tampoco están a favor de que los ubiquen en la ribera del río por el tema de las creciente que se da año con año en esta época de lluvias.

Al mismo tiempo pidieron la extensión de la plazoleta como infraestructura para la reubicación definitiva y terminar con este tema del comercio informal en las calles que por necesidad usos y costumbres se da de manera cotidiana para el sustento de sus familias.

Agrega tus comentarios...